Así… no.

Mientras escribo escucho a Debussy, Arabesque nº 1, Aldo Ciccolini al piano. Esta música acaricia los oídos y relaja el ánimo. Fuera, tras la ventana, el viento sopla revuelto. Las hojas de los periódicos vuelan por la calle y más que primavera parece otoño. La belleza de la música, la naturaleza, la amistad son casi algo raro entre tanto ruido de crisis, corrupción, dificultades…

Imagen: Celebrities, autor: Mike Campau
Imagen: Celebrities, autor: Mike Campau

Continúa leyendo Así… no.

Menú de críticas esdrújulas

(…)

“Bravo por la música, que nos hace mágicos
Bravo por tener la comunicación
Bravo por los súbditos, bravo por sus árbitros
Bravo por los críticos de una canción”

(…)

“…Bravo por los críticos de una canción…”

Semana de Huelga General en que la situación que vivimos tan aguda está llevando a la gente llana a pírricas críticas políticas, económicas, sociológicas, en fin, esdrújulas. Continúa leyendo Menú de críticas esdrújulas

Freud, Platón y Warren Buffett I

La psicología tiene varias corrientes según el enfoque con que aborde el objeto de estudio, esto es, la persona, y el modo de estudiarla. Simplificando mucho, podríamos decir que hay una rama más “oficialista”, la cognitivo-conductual, que se fija sólo en lo observable directamente, lo exclusivamente científico, el rigor teórico, lo cuantificable… y otra rama más alternativa, la humanista, que tiene una visión más amplia y más profunda de la persona (aunque bien es verdad que en algún caso corre el riesgo de quedarse en las nubes). En esta última línea se incluye el psicoanálisis, Gestalt, terapias corporales, sistémicas, transpersonales…

Uno de los ámbitos en los que se centran muchas de las líneas humanistas en psicología es la motivación. Qué es lo que mueve en el fondo a las personas a comportarse de una manera y no de otra. Abrahan Maslow, Carl G. Jung y Erich Fromm hablan bastante de esto. Continúa leyendo Freud, Platón y Warren Buffett I

La bolsa es mala

Jordi Pigem, en su libro “Buena Crisis” habla de que “la alquimia ha sido sustituida por la especulación financiera: se trata de crear oro artificial que a partir de la nada pueda multiplicarse sin límites. Más del 98% de las transacciones monetarias que se efectúan hoy en el mundo no corresponden a la economía real, sino a dinero ávido de beneficios a corto plazo que circula por mundos abstractos, desligados de bienes reales y de criterios éticos, sociales o ecológicos”. Continúa leyendo La bolsa es mala