Captura de pantalla 2012-09-09 a las 22.28.50

iPhone 5, viejo amigo de nuestra bolsa

iPhone 5, 12 de septiembre 2012 (lanzamiento).

La llegada de un nuevo iPhone 5 viene siendo un acontencimiento mundial. Apple, y Steve Jobs mismo en su momento, siempre han converdido dicho evento en un auténtico espectáculo, jugando con los tiempos, el secretismo, la imagen… sólo comparable con una película de suspense o un sortéo de la lotería. Este año se echa de menos la asistencia del  jefe de ceremonias, Steve Jobs, alma de la compañía y sus productos.

¿Qué novedades traerá esta quinta versión de este aparatejo que ha revolucionado nuestras vidas?

La resolución de la pantalla ha pasado de los 163 píxeles por pulgada del iPhone inicial y todos los 3G, a los 326 ppp de la serie 4.

La CPU ha  aumentado progresivamente también, desde los 412 MHz iniciales, llegando a los 800 MHz y ARM Cortex-A9 de doble núcleo en el iPhone 4S.

Dado que las aplicaciones se han ido ampliando y haciendo más complejas se ha necesitado ampliar la memoria RAM, desde los 128 MB en la versión de 2007 a los 512 MB de la versión 4S.

Como no podía ser de otra manera en estos dispositivos, la conectividad ha hecho que más que teléfonos, sean todo un mundo de posibilidades. Las diferentes versiones han ido añadiendo GPS, control de voz, giroscopio de tres ejes, GLONASS (¿para cuándo Galileo?).

Se ha multiplicado por cuatro los 2 MP de la cámara inicial y sólo para fotos, a los 8MP (VGA), 1080 HD vídeo del iPhone 4S.

El número y complejidad de Apps de Appstore ha ido aumentando en número y nivel de compleidad. Ofreciendo cada vez servicios más increíbles.

A nivel de software la evolución ha sido también constante, igual que su apariencia externa.

En fin tenemos delante un aparato de gran transcendencia en nuestras vidas y en nuestra economía (las “malas lenguas” dicen que una de las novedades va a permitir convertir el teléfono en una tarjeta de crédito con multitud de posibilidades…). Aunque otras críticas dirigen sus quejas hacia la contaminación ambiental, escasez de recursos naturales o vulneración de derechos laborales que conlleva el desarrollo de este “engendro”.

Pero, ¿qué opina la Bolsa de este acontencimiento al que desde su salida nos tiene acostumbrados cada año la compañía de la manzana?

El primer iPhone fue lanzado al mercado el 29 de junio de 2007. Esa semana Apple (AAPL) cerró a 122,04$ y tuvo un volumen de 182 millones de operaciones. En abril de ese mismo año se cotizaba a 90$ y a finales de julio a 250$. Podríamos concluir que el lanzamiento del primer iPhone marcó el repunte de una fuerte subida de las cotizaciones de Apple. El gráfico que sigue muestra la evolución del precio y el volumen de Apple durante el lanzamiento del primer iPhone. Parece que el aparatejo hizo historia.

 

 

 

El siguiente en aparecer fue el modelo 3G, 11 julio de 2008. Aparentemente el lanzamiento del modelo evitó que la compañía siguiera cayendo. El precio se giró alrededor de los 170$, subió un poco para después continuar cayendo. El volumen rondaba los 150 millones.

 

 

 

A este modelo le siguió una nueva versión, el iPhone 3GS, el 19 de junio de 2009. 140$ y casi 100 millones de volumen. Como podemos ver en el gráfico que sigue, hubo una subida inicial aunque en pocas semanas descendió el precio, para luego seguir subiendo.

El siguiente en llegar fue la versión 4. El 24 de junio de 2010. 266$ y 125 millones de volumen. En esta ocasión no sirvió de mucho el lanzamiento del nuevo modelo. Aunque si tenemos en cuenta que el mercado lo descuenta todo, podríamos entender que durante las semanas anteriores el precio anticipó el acontecimiento con subidas constantes. Es una hipótesis.

 

 

El iPhone 4S apareció el 4 de octubre de 2011. Esa semana el precio cerró en unos 370$ y 144 millones de volumen. De nuevo el lanzamiento es un anticipo de una buena subida en las cotizaciones.

 

Podemos concluir que cada año la salida al mercado del nuevo modelo de iPhone conlleva, en general, una subida del precio de las cotizaciones durante las siguientes semanas. Aunque tras este acontecimiento puntual parece que, a largo plazo, manda la inercia más amplia de la empresa. Resumiendo, dado que actualmente Apple está dentro de una tendencia alcista, incluso constantemente marcando máximos, a la luz del pasado y según el análisis fundamental, podríamos anticipar que a partir del 12 de septiembre, fecha de lanzamiento del iPhone 5, las cotizaciones de esta empresa van a subir  de manera sostenida, por lo menos en las semanas inmediatas.

Ejem, ejem… (haciendo la fila en una tienda Apple o en el edificio de la Bolsa) ¿quién da la vez?

 

La vida es apasionante, descubre tu suerte.

Lucas MacHouse

(www.psicologiadelabolsa.com)

Publicado por

Lucas Machouse

Soy Lucas MacHouse, psicólogo y un estudioso de la Bolsa. Ambas facetas me apasionan. Y aunque a primera vista puedan parecer irreconciliables las emociones, lo subjetivo, lo profundo… de la persona con la frialdad, lo superficial, lo cuantificable de los números y el dinero, la conexión entre ellas es amplia y rica.

Un comentario sobre “iPhone 5, viejo amigo de nuestra bolsa”

  1. apasionante viaje x las nuevas tecnologias y las inversiones, que a pesar de la crisis, tendra cola de adeptos en ambos sectores.enhorabuena x tan actual y magnifico articulo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *